Asilo

Si necesita asistencia o ayuda para una solicitud de asilo o cualquier otro asunto de inmigración, los abogados de inmigración de Lluís Law pueden ayudarlo en lo que necesite. Podemos asistirlo en solicitudes de visa y residencia basadas en negocios o inversiones, peticiones de inmigración familiar y en cualquier otro asunto consular.

Las personas que ya se encuentran en los Estados Unidos y no quieren o no pueden regresar a su país de origen porque han sido perseguidas o temen serlo por motivos de opinión política, raza, credo, nacionalidad o ser miembros de un determinado grupo social, pueden calificar para una solicitud de asilo.

El asilo permite al asilado y a su grupo familiar vivir, trabajar y estudiar en EE.UU y un año después de haber obtenido el asilo, pueden tramitar la Residencia permanente legal a través del ajuste de estado.

El asilo y el refugio son dos beneficios del derecho internacional muy similares, sin embargo, se diferencian en cuanto al lugar donde desde donde es solicitado. El asilo se solicita al entrar a Estados Unidos o antes de que concluya el año de permanencia en el país. En cambio el estatus de refugiado se tramita fuera de EE.UU.

La política de asilo al igual que los procedimientos para solicitarlo, están reguladas por medio de la Ley de Refugiados aprobada en 1980, en concordancia con el Protocolo de las Naciones Unidas sobre Refugiados (1967).

Ajuste de estado para asilados

Un año después de ser aprobado el estatus de asilado, el inmigrante puede hacer la solicitud de la tarjeta verde o Residencia permanente legal a través del ajuste de estado, conforme a lo dispuesto en la Ley de Ciudadanía e Inmigración (INA). Ese año de residencia en EE.UU también es contabilizado para efectos del procedimiento de naturalización posterior.

¿Quiénes son elegibles para el asilo?

Los inmigrantes que son elegibles para una solicitud de asilo, son aquellos que cumplen con los requisitos y el perfil de asilado / refugiado según la ley y:

  • Lo solicitan en un puerto de entrada a Estados Unidos, es decir, un aeropuerto, un puerto o un cruce fronterizo.

  • Presentan la solicitud antes de cumplir el año de residencia en el país.

  • Podrían ser elegibles las personas que después de un año solicitan el asilo porque sus circunstancias personales o las condiciones en su país de origen cambiaron. Debe consultar a un abogado de inmigración experto.

El asilo puede ser solicitado independientemente del estatus legal o ilegal que tenga el inmigrante dentro de los Estados Unidos.

La elegibilidad para el asilo depende en mucho de la información que el solicitante ofrezca al funcionario de asilo o al juez de inmigración que lleva el caso. Por eso es tan importante buscar el asesoramiento legal adecuado para evitar errores durante el proceso, que pongan en riesgo la permanencia del inmigrante y su familia en el país.

¿Cómo es el proceso?

Si usted es el solicitante de asilo y está en proceso de expulsión o deportación ante un tribunal de inmigración, será un juez quien escuche el caso y decida. Mientras que si el usted no está sometido a un procedimiento de expulsión, el caso será decidido por un oficial de inmigración luego de una entrevista de miedo creíble.

Si el oficial de asilo después de la entrevista con usted no queda convencido y deniega la solicitud, el caso es colocado en un procedimiento de remoción y remitido a un tribunal de inmigración para que allí el juez decida finalmente.

Cuando el oficial de asilo determina que usted no es elegible y por lo tanto denegará la solicitud, entonces le enviará una notificación indicando que los Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) tienen la intención de rechazar su solicitud dándole la oportunidad de que usted pueda responder a este aviso y defenderse.

Con la ayuda y el asesoramiento de un abogado de inmigración experto es posible en esta o la siguiente etapa ante el tribunal de inmigración, aumentar las posibilidades de lograr el asilo mediante una buena protección contra la deportación.

Por lo general, USCIS fija la entrevista dentro de los 60 días siguientes a la presentación del reclamo si considera que el caso realmente lo amerita. Si USCIS no encuentra razones para otorgar la entrevista, remite el caso directamente a la Oficina Ejecutiva de Revisión de Inmigración (EOIR por sus siglas en inglés), para que se abra el procedimiento de deportación.

La EOIR se encarga de resolver los casos de inmigración y supervisas los tribunales de inmigración en EE.UU por medio de la Oficina del Juez Principal de Inmigración. Igualmente, la Junta de Apelaciones de Inmigración depende de este despacho gubernamental.

Cuando el solicitante de asilo no asiste a una entrevista de asilo ante el oficial de inmigración sin una causa justificable, su caso es remitido directamente a la EOIR para que se inicie el proceso de deportación.

¿Cuáles son los requisitos para solicitar asilo?

Lo primero que se debe hacer después buscar asesoría legal de calidad y llenar el Formulario I-589 de Solicitud de asilo y Retención de remoción y enviarlo a la oficina de USCIS con jurisdicción en su domicilio. El solicitante no paga tarifa por este trámite.

El solicitante debe:

  • Tener un caso circunscrito a cualquiera de las cinco razones de persecución descritas en la ley (raza, credo o religión, nacionalidad, opinión política o pertenencia a un grupo social)
  • No tener impedimentos legales ni haber solicitado antes asilo.
  • No haber sido hallado culpable por un delito grave en los Estados Unidos.
  • No haber cometido actos de persecución en el pasado.
  • No haber sido removido o expulsado de EE.UU
  • Presentar los soportes documentales suficientes (informaciones de prensa, documentos oficiales, declaraciones juradas, etc.) que prueben que es un perseguido o teme serlo en su país de origen.
  • Obtención y remisión de huellas digitales.
  • Fotografías del solicitante.
  • Documentos de identificación (copias de pasaporte, acta de nacimiento, certificado de matrimonio, certificado de nacimiento de hijos).

Todos los documentos deben estar traducidos al idioma inglés por un intérprete certificado.

Sean cuales sean sus necesidades de visas e inmigración, los abogados de inmigración de Lluís Law tienen más de 50 años de experiencia prestando servicios a extranjeros hispanos y de otras nacionalidades.