Visa E-2

Visa E-2

Visa de inversión E-2

Si necesita asistencia o ayuda en un asunto de visado e inmigración, los abogados de inmigración de Lluís Law pueden ayudarlo en lo que necesite. Podemos asistirlo en solicitudes de visa y residencia basadas en negocios o inversiones, peticiones de inmigración familiar y en cualquier otro asunto consular.

Es una visa de No-inmigrante que permite a los inversionistas extranjeros y a sus familiares cercanos vivir y trabajar legalmente en los Estados Unidos. Mientras cumpla con las exigencias propias de la visa, el empresario y sus familiares pueden permanecer en EE.UU indefinidamente o incluso solicitar luego un ajuste de estado para convertirse en residente legal permanente.

El cónyuge y los hijos del emprendedor o inversionista que califican para una visa E-2 pueden permanecer en EE.UU con una visa derivada de inversionista. Los hijos deben ser solteros y menores de 21 años.

La visa E-2 debe ser renovada periódicamente y no debe ser confundida con una visa de residente permanente o tarjeta verde. Si bien la visa E-2 no ofrece una vía directa hacia la obtención de la residente permanente legal, como ocurre con la visa EB-5, con la ayuda de un abogado experto en inmigración es posible lograr la residencia permanente.

A los titulares de la visa E-2 también se les permite solicitar una visa B-1 para los empleados domésticos que les acompañan desde su país de origen. De la misma forma, el cónyuge puede solicitar un permiso de trabajo para trabajar en la empresa o en otra compañía.

Requisitos de la visa de inversionista E-2

– El empresario puede invertir en un nuevo negocio o comprar uno ya existente. Lo importante es convertirse en propietario de una empresa estadounidense. La visa E-2 también sirve para que un trabajador de una empresa extranjera pueda trabajar en una subsidiaria de esa misma compañía en los EE.UU.

– La visa E-2 no permite la administración un negocio heredado en EE.UU.

– Entre los negocios que se permiten con este tipo de visa están las franquicias.

– Debe ser un negocio real y activo que produzca bienes o servicios. Es imperativo tener todos los documentos de constitución y permisos de funcionamiento de la empresa vigentes y en regla (licencias, etc.).

– No se permiten los negocios sin fines de lucro.

– Junto con la solicitud de la visa se debe presentar un plan de negocio a mediano plazo (cinco años), que proyecte el número de puestos de trabajo que serán creados.

– Debe comprobarse el origen lícito del capital a invertir.

Tamaño del negocio

No existe una regla sobre el tamaño del negocio, pero queda sobreentendido que debe ser una empresa que genere ganancias suficientes, y no solo que cubra las necesidades de mantenimiento económico del inversor y su grupo familiar. En otras palabras debe hacer un aporte importante a la economía.

Entre estos aportes está la generación de empleos para ciudadanos estadounidenses. Antes de solicitar una visa E-2, el inversionista necesita obtener asesoramiento legal, financiero y económico adecuado para evitar riesgos de pérdidas. Lo ideal es saber de antemano cuáles son las mejores actividades económicas para invertir y cuales las más riesgosas.

Diferencias entre la visa E-2 y la visa EB-5

Una de las mayores diferencias entre ambas visas es que la Visa E-2 es una visa de No inmigrante, mientras que la EB-5 es de inmigrante y le otorga el derecho de obtener de forma directa una tarjeta de residencia permanente. Las demás diferencias son en cuanto a los requisitos que se exigen para cada una de ellas.

Los hijos de los inversionistas E-2 solo pueden permanecer en los Estados Unidos hasta los 21 años de edad, por lo que deben salir de EE.UU o aplicar para otro tipo de visa que les permita permanecer en territorio estadounidense. En cambio los hijos del inversionista EB-5 después de obtener la visa de residentes pueden aplicar para lograr la ciudadanía.

Sean cuales sean sus necesidades de visas e inmigración, los abogados de inmigración de Lluís Law tienen más de 50 años de experiencia prestando servicios a extranjeros hispanos y de otras nacionalidades.

Visa EB-5

Visa EB-5

Visas de inversionista EB-5

Si necesita asistencia o ayuda en un asunto de visado e inmigración, los abogados de inmigración de Lluís Law pueden ayudarlo en lo que necesite. Podemos asistirlo en solicitudes de visa y residencia basadas en negocios o inversiones, peticiones de inmigración familiar y en cualquier otro asunto consular.

Las visas EB-5 forman parte del Programa de Inmigrantes Inversionistas de Los Estados Unidos desde 1990, cuando fueron creadas para facilitar la captación de nuevos capitales extranjeros para apoyar la economía del país. Estas visas son otorgadas a inversionistas y a su grupo familiar (cónyuge y los hijos solteros menores de 21 años).

Con la aprobación de una visa EB-5 se ofrece al inversionista la tarjeta verde o Residencia permanente legal (LPR por sus siglas en inglés), a través de una inversión mínima de 500,000 dólares americanos en un proyecto de centro regional administrado por el Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS).

Por lo general, los solicitantes deben esperar unos dos años para obtener primero la tarjeta verde condicional y luego la LPR.

La inversión mínima de 500,000 dólares debe hacerse en un centro regional, es decir, un proyecto económico de carácter público o privado dentro de los Estados Unidos, que se dedica a fomentar el crecimiento económico en una determinada área o territorio, por lo general más deprimido con tasas de desempleo alto.

Para efectuar una inversión en un centro regional se debe solicitar a USCIS la designación de una de estas unidades productivas, por medio de la presentación del Formulario I-924, Solicitud para Designación como Centro Regional Bajo el Programa de Inversionistas Inmigrantes.

Si el inversionista opta por la inversión de 1,000,000 dólares o más en una nueva empresa comercial dentro de Estados Unidos, debe también crear o conservar al menos unos 10 empleos ya existentes para trabajadores estadounidenses calificados.

El Programa de Inmigrantes Inversionistas o Visa EB-5, se creó con el propósito de estimular la economía estadounidense mediante las inversiones extranjeras y la creación de nuevos empleos productivos. Desde su creación, el Congreso de los Estados Unidos viene renovando o extendiendo la vigencia de este programa de inversión.

¿Qué empresas son elegibles?

Las empresas creadas o adquiridas por los inversionistas EB-5, deben cumplir con los siguientes requisitos para optar a la visa de inversionista:

– Haber sido establecida antes o después del 29 de noviembre de 1990;

– Empresa ya creada que es sometida a un proceso de reestructuración o reorganización dando como resultado una nueva empresa comercial;

– Empresa existente que haya hecho un aumento de capital de al menos 40 por ciento o haya aumentado la cantidad de empleados o;

– Nueva empresa comercial con fines de lucro en cualquier actividad económica que no esté limitada a:

  • Un solo propietario

  • Asociación ya sea limitada o general.

  • Corporación.
  • Compañía matriz.

  • Alianza comercial tipo join venture.

  • Fideicomiso comercial o de cualquier otro tipo público o privado.

Se incluye empresas comerciales dependientes de una compañía matriz operativas y orientadas a la realización permanente de negocios de lícito comercio.

Requisitos de creación / preservación de empleos

La empresa debe crear o preservar un mínimo de 10 empleos a tiempo completo, y destinados a trabajadores estadounidenses, en un plazo de dos años o un tiempo razonable dependiendo de las circunstancias y tipo de negocio, después que el inversionista es admitido en los EE.UU como Residente Permanente Condicional.

La empresa puede crear empleos directos o indirectos. Por empleos directos se entiende los empleos que dependen directamente del negocio del inversionista EB5 y que pueden ser fácilmente identificables. Dichos empleos están dirigidos a empleados cualificados.

Los empleados cualificados son los ciudadanos estadounidenses, los residentes permanentes o cualquier otro inmigrante autorizado a trabajar en EE.UU (un asilado, un refugiado, o un residente bajo suspensión de deportación).

Los empleos indirectos son aquellos que se crean fuera de la empresa como resultado de la inversión de capital hecha en una empresa comercial propia o afiliada a un centro regional dirigido por USCIS.

Beneficios de la visa de inversionista EB-5

Las ventajas que ofrece el programa de inversión EB-5 son múltiples y no solo benefician al inversionista sino también a sus familiares.

El inversionista que obtiene una visa de inmigrante EB-5 puede:

  • Traer a vivir en EE.UU a su familia inmediata (cónyuge e hijos menores de 21 años y solteros) y a otros parientes de preferencia cuando obtiene la Residencia legal permanente.

  • Los inversionistas extranjeros solo pagan impuestos federales con arreglo a los ingresos percibidos en los Estados Unidos. No obstante, deben pagar impuestos estatales o locales por los ingresos derivados de inversiones o negocios en otro país.

¿Cómo solicitar una visa EB-5?

Los inversionistas que desean emigrar a los EE.UU con una visa de inversión deben demostrar que en realidad van a invertir un mínimo de $500.000 en un nuevo proyecto de emprendimiento o en una empresa cuya inversión es superior al $1,000,000.

Además de la creación o preservación de empleos productivos, también necesitan demostrar que el nuevo emprendimiento empresarial podrá aumentará la productividad de la región donde está localizada la unidad productiva, que fomentará más inversiones de capital en el país o aumentará las exportaciones.

Requisitos de inversión de capital

La inversión de capital significa llevar a los Estados Unidos e invertir dinero en efectivo, equipos, inventarios o cualquier otro bien tangible, propiedad del inversionista que solicita la visa EB-5. El capital no puede no sea de origen legal no se considerará para efectos de esta visa.

Hable con un abogado experto en visas de inversionista

Antes de tomar la decisión de solicitar la visa de inversionista EB-5, es conveniente consultar a un abogado especialista en visas de inversión, que además le asesore sobre los aspectos financieros e impositivos que involucran este tipo de visas y su proceso de obtención.

Sean cuales sean sus necesidades de visas e inmigración, los abogados de inmigración de Lluís Law tienen más de 50 años de experiencia prestando servicios a extranjeros hispanos y de otras nacionalidades.

Visas de inversionista

Visas de inversionista

Visas de inversionista E-2 / EB-5

Si necesita asistencia o ayuda en un asunto de visado e inmigración, los abogados de inmigración de Lluís Law pueden ayudarlo en lo que necesite. Podemos asistirlo en solicitudes de visa y residencia basadas en negocios o inversiones, peticiones de inmigración familiar y en cualquier otro asunto consular.

Existen dos tipos de visas de inversionista básicos en los Estados Unidos para los inmigrantes: las visas E-2 y las visas EB-5. Esta es la forma más fácil de radicarse en EE.UU y obtener la Residencia permanente legal y después optar por la ciudadanía estadounidense. La otras dos formas son a través de una visa familiar o un de una visa de trabajo.

Aunque las visas de inversión E-2 son visas de No-inmigrante, es decir, que solo permiten a los empresarios extranjeros y a sus familiares vivir y trabajar en EE.UU de forma indefinida si cumplen con los requisitos de la visa, posteriormente se puede calificar para la obtención de una visa EB-5.

En cambio la visa de inversión EB-5 sí son visas de Inmigrante y permiten a los empresarios extranjeros y a sus familias optar por la Residencia permanente legal y posteriormente por la ciudadanía de forma inmediata.

En el escritorio jurídico de Luís Law podemos ayudarle a obtener cualquiera de estos dos tipos de visa con la rapidez y honestidad de servicio que nos caracteriza. Nuestros abogados calificados en visas de inmigrante pueden atender todas sus necesidades de trámites inmigratorios, orientarlo sobre las mejores opciones de visado para usted y su familia y representarlo en la corte en caso de que la situación lo amerite.

Sean cuales sean sus necesidades de visas e inmigración, los abogados de inmigración de Lluís Law tienen más de 50 años de experiencia prestando servicios a empresarios extranjeros hispanos y de otras nacionalidades.