Visa de Prometido(a) K-1 para casarse con ciudadano estadounidense

Si necesita asistencia o ayuda en un asunto de visado e inmigración, los abogados de inmigración de Lluís Law pueden ayudarlo en lo que necesite. Podemos asistirlo en solicitudes de visa y residencia basadas en negocios o inversiones, peticiones de inmigración familiar y en cualquier otro asunto consular.

Los ciudadanos estadounidenses que desean traer a su prometido (a) a vivir en los Estados Unidos antes de casarse, deben tramitar una visa K-1 de no-inmigrante, que le permite a los extranjeros viajar y permanecer en el país mientras se consuma legalmente la relación conyugal.

Entre los requisitos para calificar para esta visa están:

1. La pareja debe probar que tiene al menos dos años de haberse conocido personalmente antes de solicitar la visa;

2. Deben estar solteros y no tener ningún tipo de impedimento legal para casarse, además de la intención de hacerlo dentro de los siguientes noventa das después del ingreso del prometido(a) extranjero a Estados Unidos;

3. Los hijos del prometido(a) que tenga de un matrimonio anterior también pueden viajar a EE.UU por medio de una visa K-2.

4. El matrimonio no solo debe ser válido desde el punto de vista formal y legal, sino que en realidad debe hacerse con el propósito de convivencia y no solo de obtener el beneficio inmigratorio.

Proceso de solicitud de Visa K-1

El ciudadano estadounidense que patrocina la petición de su prometido(a) debe presentar el Formulario I-129F, Petición de Prometido(a) extranjero(a) ante la el Servicio de Inmigración y Naturalización (USCIS).

Cuando la petición es aprobada, USCIS notifica al consulado de Estados Unidos ubicado en el país donde vive el prometido(a). Se pide entonces al prometido(a) que presente la solicitud de visa K-1 y una vez la obtiene la visa tiene un plazo de vigencia de 90 días al cabo de los cuales la pareja debe contraer matrimonio.

Después que se aprueba la visa K-1, el prometido (a) puede solicitar el ajuste de estado hacia el de residente permanente legal (tarjeta verde) en los Estados Unidos.

Si la pareja ya está casada y planean hacerlo también fuera de EE.UU o si el cónyuge ya reside legalmente en el país, no necesita la visa K-1.

La visa K-1 para prometido (a) es conocida también como Fiancé, un término francés que significa novio (a) prometido.

Sean cuales sean sus necesidades de visas e inmigración, los abogados de inmigración de Lluís Law tienen más de 50 años de experiencia prestando servicios a extranjeros hispanos y de otras nacionalidades.